El increíble caso de la mujer que no siente dolor

El increíble caso de la mujer que no siente dolor

El increíble caso de la mujer que no siente dolor 150 150 Marcos Batista
Jo Cameron una británica – residente en Escocia- solo se da cuenta de que su piel se está quemando cuando huele a carne quemada. A menudo se quema los brazos en el horno sin sentir dolor, reportó el British Journal of Anaesthesia.

Eso es porque ella es una de las dos personas en el mundo que padece de una mutación genética muy rara. Lo que significa que prácticamente no siente dolor, y nunca siente ansiedad o miedo. No fue hasta que cumplió 65 años que se dio cuenta que era diferente cuando los médicos no podían creer que no necesitara analgésicos al no sentir dolor tras someterse a una grave operación en una mano. Cuando ella se operó de su mano, los doctores le habían advertido que parecería intensas molestias post-operación.

Al no sentir ningún tipo de dolor, su anestesiólogo, el Dr. Devjit Srivastava, la refirió a genetistas en dolor en la University College London (UCL) y la Universidad de Oxford, quienes le realizaron análisis de carácter genético. Al terminar las pruebas, encontraron mutaciones genéticas que son las causantes de que ella no sienta dolor como la gran mayoría de las personas.

Jo, de Whitebridge, cerca de Inverness, dijo al sitio web de la BBC en Escocia que los médicos no le creyeron cuando dijo que no necesitaría alivio del dolor después de la cirugía. Ella dijo: “Los doctores bromearon mucho conmigo cuando les dije que iba a necesitar analgésicos.”
“Cuando el doctor descubrió que no había tomado ningún analgésico, revisó mi historial médico y descubrió que nunca había pedido ningún analgésico». Fue entonces cuando fue referida a especialistas en Inglaterra.

Una vez diagnosticada, Jo se dio cuenta de que no solo estaba increíblemente sana, como siempre había creído. Ella dijo: “Mirando hacia atrás, me di cuenta de que nunca en mi vida había necesitado analgésicos, pero si no los necesitas, no preguntas por qué no.”
“Eres lo que eres, y no lo cuestionas hasta que alguien te señala. Solo era una mujer feliz que nunca se percató que había algo diferente en mí” . Ella ni siquiera sintió dolor durante el parto, recordando: “Fue extraño, pero no tuve dolor. Fue agradable”.

¿Podrían contener los genes de Jo las claves para ayudar a otros?

Jo dijo recientemente que tenía un pequeño accidente de auto, pero no sintió absolutamente nada, siendo una experiencia perturbadora para muchos. “No siento adrenalina. Es indispensable tener esa advertencia, es parte de ser humano, pero yo no lo cambiaría.” Los investigadores dicen que es posible que haya más personas como Jo.“Uno de cada dos pacientes después de una cirugía todavía experimenta que parte de moderado a intenso, a pesar de todos los avances en los medicamentos analgésicos. Aún queda por ver si se pueden desarrollar nuevos tratamientos en nuestros hallazgos”, dijo el Dr. Srivastava. «Los hallazgos apuntan hacia un nuevo descubrimiento de analgésicos que podría ofrecer un alivio del dolor postquirúrgico y también acelerar la curación de heridas. Esperamos que esto pueda ayudar a los 330 millones de pacientes que se someten a una cirugía global cada año».