Fortnite suma un poderoso enemigo: el príncipe Harry duque de Sussex

Fortnite suma un poderoso enemigo: el príncipe Harry duque de Sussex

Fortnite suma un poderoso enemigo: el príncipe Harry duque de Sussex 150 150 Marcos Batista
Durante una visita casual al YMCA – una Asociación Cristiana Juvenil – El príncipe Harry de la Casa de Windsor, sexto en la línea de sucesión para el trono británico, lanzó un ataque directo contra el videojuego más popular de los últimos años: Fortnite de Epic Games (que recientemente logró un hito sin precedentes al acumular 250 millones de jugadores registrados, así como 10.8 millones de jugadores concurrentes).
Después de decir que las redes sociales son más adictivas y peligrosas que las drogas o el alcohol en esta época – asunto del cual el miembro de la Casa de Windsor puede hablar con mucho conocimiento-.
Continuó señalando los peligros planteados por Fortnite en términos de adicción. De hecho, incluso sugirió que se debería prohibir por completo, como informó The Telegraph.
Está no es la primera vez que el príncipe Harry da su opinión sobre el videojuego de Epic Games. En octubre de 2018 ya había expresado su preocupación ante el juego, que estaba siendo descargado por usuarios sin la edad mínima al PEGI establecido por los calificadores por edades.
Pidió a los padres a que sean partícipes de las actividades de sus hijos en Internet ya que, según él, es “una enfermedad global en torno a la salud mental de los más jóvenes”.
La web se ha llenado de voces disidentes en contra de las afirmaciones del príncipe argumentando que este no es más que el enésimo caso de una figura de autoridad hablando de manera desinformada del tema.
¿Qué opinan? ¿Están a favor de las afirmaciones del príncipe Harry? ¿O esta no es más que enésima ocasión en la que una figura de autoridad habla de manera desinformada sobre los patrones de adicción en los videojuegos?
Déjanos saber qué piensas abajo en la caja de comentarios. Durante una visita casual al YMCA – una Asociación Cristiana Juvenil – El príncipe Harry de la Casa de Windsor, sexto en la línea de sucesión para el trono británico, lanzó un ataque directo contra el videojuego más popular de los últimos años: Fortnite de Epic Games (que recientemente logró un hito sin precedentes al acumular 250 millones de jugadores registrados, así como 10.8 millones de jugadores concurrentes).
Después de afirmar que las redes sociales son más adictivas y peligrosas que las drogas o el alcohol en esta época, continuó señalando los peligros planteados por Fortnite en términos de adicción. De hecho, incluso sugirió que se debería prohibir por completo, como informó The Telegraph.
Está no es la primera vez que el príncipe Harry da su opinión sobre el videojuego de Epic Games. En octubre de 2018 ya había expresado su preocupación ante el juego, que estaba siendo descargado por usuarios sin la edad mínima al PEGI establecido por los calificadores por edades.
Pidió a los padres a que sean partícipes de las actividades de sus hijos en Internet ya que, según él, es “una enfermedad global en torno a la salud mental de los más jóvenes”. Harry no dudó en asegurar que las redes sociales son «más adictivas que las drogas y el alcohol», un asunto del que el miembro de la Casa de Windsor puede hablar con conocimiento de causa.
Como era de esperar han salido muchas voces disidentes, algunos blasfemando en contra del monarca, y/o argumentando que este no es más que el enésimo caso de una figura de autoridad hablando de manera desinformada del tema.
¿Qué opinan? ¿Están a favor de las afirmaciones del príncipe Harry? ¿O esta no es más que enésima ocasión en la que una figura de autoridad habla de manera desinformada sobre los patrones de adicción en los videojuegos?